Fundición inyectada en cámara fría

La fundición inyectada en cámara fría es ideal para metales como el aluminio, que tienen un punto de fusión alto. Durante este proceso, el metal se funde en un horno a temperaturas extremadamente altas y luego se dosifica en una cámara fría para ser inyectado en el molde. 

Los componentes básicos de la máquina de fundición inyectada en cámara fría

Durante la fundición inyectada en cámara fría, la carga fundida, que consta de más material del que se requiere para llenar la pieza de fundición, se dosifica desde el crisol en una cámara de inyección donde el pistón de accionamiento hidráulico empuja el metal hacia el molde. El material adicional se utiliza para forzar el metal adicional hacia la cavidad del molde para compensar la contracción, que tiene lugar durante la solidificación. 

Los principales componentes de una máquina de fundición inyectada en cámara fría se muestran a continuación. Se puede obtener una presión de inyección de más de 10.000 psi o 70.000 KPa con este tipo de máquina.

Secuencia de funcionamiento del proceso de fundición inyectada en cámara fría

El molde se cierra y el metal fundido se dosifica en la cámara de inyección de la cámara fría.

El pistón empuja el metal fundido en la cavidad de la inyección donde se mantiene bajo presión hasta que se solidifica.

El molde se abre y el pistón avanza, para asegurar que la pieza de fundición permanezca en el molde de expulsión. Los corazones, si los hay, se retraen.

Los botadores empujan la pieza fundida fuera de la mitad del molde y el pistón regresa a su posición original.

 

©2020 Dynacast. Todos los derechos reservados

Última actualización 04.24.2020