Fundición inyectada en cámara caliente

La fundición inyectada en cámara caliente se puede utilizar con zinc, magnesio y otras aleaciones de bajo derretimiento, en nuestros moldes patentados de múltiples correderas o moldes estándar. El proceso en cámara caliente es ideal para los metales que no atacan ni erosionan fácilmente ollas de metal, cilindros y émbolos.

La secuencia de funcionamiento del proceso de fundición inyectada en cámara caliente estándar

EL molde se cierra, y el pistón se eleva y abre el puerto, lo que permite que el metal fundido llene el cilindro.

A continuación, el pistón sella el puerto, empuja el metal fundido a través del cuello de ganso y la boquilla hacia la cavidad de la inyección donde se mantiene bajo presión hasta que se solidifica.

El molde se abre y los corazones, si los hay, se retraen. La pieza fundida se mantiene en una sola mitad del molde, en el lado de expulsión. El pistón vuelve, lo que permite que el metal fundido residual fluya de nuevo a través de la boquilla y el cuello de ganso.

Los botadores empujan la pieza fundida fuera del molde. A medida que el pistón descubre el orificio de llenado, el metal fundido fluye a través de la entrada para rellenar el cuello de ganso.

 

©2020 Dynacast. Todos los derechos reservados

Última actualización 04.24.2020